Una pieza sigilosa de malware de Linux recientemente descubierta llamada Syslogk ofrece una puerta trasera que permanece oculta en la máquina objetivo hasta que su controlador, desde cualquier lugar en Internet, transmite los llamados "paquetes mágicos".

Leer más: https://www.zdnet.com/article/this-new-linux-malware-has-a-sneaky-way-of-staying-hidden/