La generación Alder Lake de procesadores Intel introdujo un cambio radical que no sentó nada bien a Linux. Para los que anden perdidos, Alder Lake estrenó una arquitectura híbrida que ha mezclado núcleos de alto y bajo rendimiento en un mismo encapsulado. El gigante del chip centró su trabajo en Windows y dejó a Linux como segundo plato, lo que hizo que el sistema de Microsoft se mostrara claramente superior en las comparativas iniciales sobre Alder Lake.

Leer más: https://www.muycomputer.com/2022/08/29/intel-mejorar-rendimiento-linux-alder-lake/