Las versiones LTS de Linux reducen su periodo de soporte de 6 a 2 años

En una medida sorprendente, los desarrolladores de Linux han decidido reducir el período de soporte para las versiones LTS (Long Term Support) del sistema operativo de seis años a sólo dos años. Es probable que este cambio tenga un impacto significativo en muchas empresas y organizaciones que dependen de las versiones LTS de Linux para sus operaciones diarias.

La reducción del período de soporte significa que las versiones LTS de Linux ya no recibirán actualizaciones de seguridad, correcciones de errores u otros parches más allá de los dos años desde su fecha de lanzamiento.

Esto podría dejar a las empresas vulnerables a amenazas de seguridad y otros problemas, ya que ya no podrán confiar en la estabilidad y confiabilidad que tradicionalmente han proporcionado las versiones LTS de Linux. Por el momento, no está claro por qué los desarrolladores de Linux han decidido realizar este cambio.

Algunos expertos especulan que puede deberse a la creciente complejidad del sistema operativo, lo que dificulta el mantenimiento de las versiones LTS durante períodos de tiempo prolongados. Otros sugieren que la medida puede ser un intento de alentar a los usuarios a actualizar a versiones más nuevas de Linux con más frecuencia, lo que podría beneficiar financieramente a los desarrolladores.